Como ser prostituta

Testimonios de prostitutas prostitutas marroquies

Posted On October 2, 2012 at 10:12 pm by /

testimonios de prostitutas prostitutas marroquies

Como en cualquier otra experiencia, a mi llegada a Marruecos, decidí que no podría elegir una mejor forma de integración en el país que la convivir en el seno de una familia marroquí, en el calor de un hogar desde el que poder afrontar las nuevas experiencias, conocer la cultura desde dentro y aprender a adentrarme en una realidad desconocida, no como mera observadora sino partícipe en el devenir diario de la sociedad.

Regresó a las 2 horas con sus flamantes lentillas de color que luciría en la fiesta de cumpleaños. Lo quería, era evidente, pero su paga semanal no alcanzaba para comprar aquel capricho.

Se montó en el asiento de copiloto y se marchó. Después de 45 minutos de larga espera en el mismo lugar, me empecé a inquietar por la tardanza.

Ahí fue cuando realmente me alarmé, por la inconsciencia de montar en el coche de un desconocido. Uno de los ejemplos de este tipo de chicas, vino de la mano de una vecina próxima a mi vivienda.

Sus ropas caras, su peluquería semanal y su coche descapotable, nada tenían que ver con el nivel de vida familiar. No hay una transacción económica directa por el servicio prestado, pero sí una cesión del cuerpo a cambio de cumplir con el deseo de alcanzar una vida de lujo.

Algunas de ellas, terminan viéndose involucradas en la prostitución, de manera directa o indirecta, tal y como se refleja en el blogger Words For Change.

Recuerdo la primera vez que acudí a la Casa de España en Casablanca, un espacio visitado mayoritariamente por hombres marroquíes de clase alta y chicas jóvenes, también marroquíes. Su objetivo era claro, había estudiado una carrera y no dudaba querer trabajar de ello, fuese como fuese.

Existe una gran distinción entre la prostitución ejercida en pueblos y ciudades, tal y como pude observar en Khemisset y Azrou o en Rabat , Marrakech y Tanger. El analfabetismo y la soledad son dos de las características principales de estas mujeres. Otra cosa bien distinta, es la que se ejerce en ciudades, especialmente turísticas. La Organización Panafricana de Lucha contra el Sida en Marruecos lanzó un escalofriante estudio sobre la prostitución en el país.

Las motivaciones de las mujeres que han desencadenado en la venta de su cuerpo se basan en el grado elevado de analfabetismo y pobreza, especialmente de las mujeres provenientes de las zonas rurales.

Ese fue el caso de Oumaima, una muchacha de apenas 16 años que fue reclutada para trabajar en el servicio domestico, como interna. Poco tardó el padre de la familia en solicitarle favores sexuales a cambio de un dinero que le permitiese ganarse unos dirhams extras. A los trece años se escapó del hogar familiar, de una aldea próxima a Fez, para adentrarse en el infierno de la calle. Para poder llevarse algo a la boca, subsistió durante años entre robos y la venta de su propio cuerpo.

Ese fue el caso de Khadija, una mujer de 42 años, madre de 3 hijos y repudiada por su marido y familia, quien la consideraba responsable del fracaso familiar.

Para otras mujeres, la prostitución a través de la emigración promete unos objetivos golosos: En pocos años, acumuló lo esperado, volviendo a Marruecos. Y así fue como llegó a España. Cada zona cumple una función, una forma en definitiva de llevar a cabo las relaciones sexuales. Hace unos años, tuve la oportunidad de participar en un estudio sobre prostitución a nivel nacional, por lo que pude tener acceso de primera mano a conocer los testimonios de quien la ejercen y de los propios clientes.

En su mente, ansiaba en algun momento dejar la prostitución y casarse con un marroquí, por eso, ella solo permitía la penetración anal, para así, como decía ella, mantener intacta su virginidad.

No es posible ver una doble intención. Sin embargo, a alguien de su familia, hombre, le pareció que el video no es apropiado y que la gente va a hablar mal como consecuencia de él. Arremetió una y otra vez, a pesar del consentimiento de la protagonista del video y su satisfacción con él de su marido, y de otros muchos miembros de la familia y de su pueblo. Volvió a arremeter días después, por orgullo, machismo o sentimiento de superioridad… o quien sabe porqué?

Hasta el punto de anular la opinión de ella. Sin, duda, queda mucho por hacer. No puedo evitar sentirlo como algo personal. Pero seguiré alentando a las valientes, que se revelan a pesar de todo, por la igualdad y por la libertad de elegir. Se que son sois muchas las que os abrís camino entre la mentalidad machista predominante, trabajando dignamente y haciendo uso de vuestra libertad para demostrar que se puede ser libre y respetable.

Soy Alicia, el alma nómada que escribe este humilde blog. Descubrí mi pasión por el desierto en , y ahora vivo Africa. Del asfalto de Granada a las dunas del desierto. De nómada solitaria, a familia viajera multiracial y emprendedora. Tengo una agencia de viajes alternativos. Y eso las mujeres lo ven, y lo saben un abrazo!

Salam Aghochaf, kifach, mai trit atinit bdabt? Se sabe cultura totalmente distinta. Por experiencia y he vivido tb momentos buenos las tres veces qué he estado. So vas sóla piensan vas buscando no sé qué. Me aconsejaron lo qué debía hacer. Se lo dije a un amigo y hasta la fecha nada. El alcohol noo saben beber es su mayor defecto no todos lógico. Y éste es lo qué hacia conmigo. Sin yo tener nada k ver en su vida. Ya he conocido bien el desierto claro k sii.

Gracias a las buenas personas k tb he podido conocer. Me encantó todo eso que escribiste desde tu corazón y como dices hay mucho por lo cual debemos luchar tanto ahí, como en cda rincón de nuestro planeta pero lo importante es no quedarnos calladas… Te admiro mucho y me encanta la actitud que tienes te envío un abrazo muy grande.

Que ellas vean que una cosa es ser una buena musulmana y otra que te impongan lo que tienes que hacer, para mi es mcuho como mujer y supngo que para ellas es un gran paso. Gracias por pasarte por aquí Natalia! Sin duda, como mujer te van a chocar muchas cosas, como me ocurrió a mi nada mas llegar. Estoy contigo Alicia, queda mucho por hacer.

Por orgullo, machismo y sentimiento de superioridad. Gracias Coral, lo mas injusto de todo es que a la chica le encantase el video, y que ella no viera nada malo en su publicación bien vestida como buena musulmana que se considera, y haciendo el pan, como cada dia Ella no cree atentar contra ningun principio de su religión.

La perfección no existe y lo que si coexiste es el blanco y el negro, puesto que no sabriamos que es un color en ausencia del otro, de ahí lo de los contrastes. No sabríamos lo que es bien en ausencia del mal, etc. Una cosa es tener conocimiento y la otra es aplicarlo y en este caso podriamos considerar a Marruecos como un río que lleva su curso y que no es bueno interferir en su camino construyendo cauces que por buenos ingenieros que seamos y buenos propósitos que tengamos pueden ser perjudiciales para su devenir.

A veces, la mejor forma de intervenir en algo es abstenerse de hacerlo. Hola Severiano, gracias por dar tu opinión. Como tu bien dices, nada es perfecto. Y ese no e smi caso. Yo vivo en Marruecos desde hace años, respeto y convivo con tradiciones que me parecen muy lindas, como digo en el texto, y con otras que me gustan menos o no me gustan nada. No las altero, ni trato de cambairlas. Convivo sin mas Otra cosa es que no pueda expresar lo que siento, y que no puede hablar de la boca de mujeres marroquís que ven injusta su situación y me piden que hable de ello.

Marruecos, como bien dices, lleva su curso… pero que als muejres pidan que se hable de ello, forma parte del curso que empieza a tomar el empoderamiento de la mujer marroqui. Que una mujer haciendo una actividad habitual en su pueblo salga en un vídeo con su propio consentimiento, me parece muy normal, el que diga lo contrario sí que lo considero anormal e incluso subnormal. Yo he visto el vídeo del que se trata, no tiene absolutamente nada malo ni tiene nada que desprestigia ni a la mujer en cuestión ni a su familia ni mucho menos a la mujer marroquí en general… Este tipo de personas subnormales son las mismas que le prohiben a la mujer irse a la escuela a aprender a leer a escribir y son las mismas que le prohiben dedicarse a una actividad económica que le garantiza un margen de independencia y una fuente de ingresos para sus gastos personales o los de sus niños.

Que pase por aqui y dejes tu huella es para mi un orgullo! Totalmente de acuerdo con lo que expones en el texto, Alicia. Eso es lo que pudimos ver viajando contigo, el respeto mutuo y eso es lo que nos transmitieron las mujeres de tu pueblo a las que les das la oportunidad de trabajar con vosotros y tener un sustento económico.

Al menos así lo entendí yo y te apremio por darles ese sustento y acceso a tu ventana al resto del mundo Un abrazo!

testimonios de prostitutas prostitutas marroquies En este proceso de abandono de la prostitución pone su grano de arena el Casal Petit, con sus talleres y programas de atención enfocadas a estas mujeres. A los trece años se escapó del hogar familiar, de una aldea próxima a Fez, para adentrarse en el infierno de la calle. Otro post reciente, de Thejokerapunta que una prostituta en Marruecos luce como cualquier otra persona:. Sin embargo, lo hice. Tu eres muy delgadita.

Zytnicki y Kamali , Brennan , McClintock Apenas se ha indagado sobre su significado de conjunto, eso es precisamente lo que constituye el motivo central teórico de este texto, en el que se plantea la cuestión de la dimensión sexual del turismo colonial o la dimensión colonial del turismo sexual. La primera parte de este artículo se dedica a presentar brevemente Bousbir. Casablanca era el escaparate del imperio francés y un lugar de experimentación urbana Cohen y Eleb Era lógico, pues, que se buscara una respuesta moderna y racional a la cuestión de la prostitución Maghraoui , y previsible que esa respuesta se formulara en términos espaciales.

En muchas ciudades de Europa y de las colonias, existían barrios prohibidos a la prostitución pero no había ninguno construido con esa finalidad, como Bousbir. El barrio formaba un cuadrado de metros por , rodeado de un alto muro ciego con una sola puerta como entrada fig. La valla de Bousbir y su ubicación en las afueras de la aglomeración garantizaban las buenas condiciones de control y la discreción.

Entre y mujeres moras o judías [3] , vivían allí y ofrecían sus servicios sexuales a 1 a 1 visitantes por día Bernard Bousbir tenía un cine, un hammam, cabarets, restaurantes, cafés, tiendas, una comisaría de policía y gendarmería, una prisión y un dispensario médico. El barrio se organizaba como una ciudad independiente aunque tenía un claro aire de prisión.

El arquitecto Edmond de Brion eligió un diseño de edificios y paisajes urbanos conforme al gusto orientalista de los visitantes de la zona fig. Bousbir ofrecía la experiencia multisensorial [4] de una inmersión en la atmósfera exótica y erótica de Oriente.

Por supuesto, el lugar era ficticio, y eso no escapaba a la mayoría de los visitantes, que, sin embargo, no dejaban de celebrar los encantos del lugar.

El visitante de Bousbir recorría así en un pequeño espacio un microcosmos del Reino marroquí: De ese modo, los coches llevaban allí, en la temporada de cruceros, a riadas de extranjeros armados con sus kodaks.

Al mismo tiempo, cien postales diferentes, vendidas — por piezas o en formato de colección — en Casablanca y probablemente en Bousbir, incluían el barrio. En , desembarcaron Para consternación de las autoridades y de la comunidad empresarial local, estos viajeros permanecían muy poco tiempo en Casablanca, que, por otra parte, tenía pocos atractivos que ofrecer.

Los turistas iban a Bousbir en grupo con un guía, en pareja y pocas veces solos. Los turistas visitaban Bousbir como espectadores. Las postales de Bousbir se dirigían a una esposa, a una madre, a un compañero de trabajo o a un vecino, sin que el motivo de la postal planteara problema alguno ni el texto del remitente hiciera referencia a su imagen.

Las lógicas desplegadas se explican por una postal La guardia de entrada al barrio prohibido fig. Es una auténtica ciudad de 2. Si se tiene en cuenta la mayoría de los cruceristas desembarcados en Casablanca y algunos europeos llegados por tierra viajaban a Bousbir, se puede estimar que los turistas internacionales representaban la décima parte de sus visitantes.

Ocurría que solían alquilar una habitación en Bousbir en lugar de alojarse en el hotel. Sería estupendo que Bousbir se pareciera a otros barrios de Casablanca o a los otros barrios prohibidos. Pero no hay nada de eso. Bousbir era un simulacro Baudrillard Los burdeles de la ciudad donde actuaban las trabajadoras del sexo europeas sólo se abrían a los clientes y no ofrecían ni el mismo decorado ni el mismo ambiente que Bousbir.

Las calles de Casablanca en las que trabajaban ilegalmente las prostitutas aborígenes, eran sórdidas y no ofrecían el mismo pintoresquismo que el barrio prohibido. Incluso a los habitantes del Protectorado, Bousbir les proporcionaba una experiencia extraordinaria y su atmósfera les proporcionaba un encanto especialmente atractivo, suficiente para justificar una visita a la vista de todos.

Para quienes llegan a Eurodisney desde París, Berlín o Nueva York, la visita al parque no cambia mucho. Si el turismo se define como un movimiento con fines de ocio frente a las instalaciones del diario, es indudable que todos los visitantes de Disney son turistas, puesto que el parque se localiza en un país absolutamente distinto e imaginario para todos ellos. Si nos atreviéramos a hacer la comparación, el caso de Bousbir sería semejante.

El barrio era un lugar cotidiano sólo para los que trabajaban allí; para los visitantes, Bousbir era otro mundo. El primero era el del turismo colonial. El turismo de Marruecos estaba en pleno auge en los años , el Protectorado aparecía en este sentido por delante de lo que sucedía en otras partes del Imperio Colliez , de Mazières , , Kahn , Erick , Kamali , Llanes , Stafford La promoción del turismo en las colonias tenía fines económicos en términos de desarrollo local, pero también encerraba un objetivo ideológico: En , turistas visitaron Marruecos; en , fueron Stafford El segundo contexto turístico era el de la visita a los barrios prohibidos.

Así, en la película Pepe le Moko J. En la lógica de la interacción entre esos componentes, los visitantes no blancos de Bousbir tenían allí un estatus de segunda clase. Su presencia era considerada inconveniente en Bousbir por parte todos aquellos que habrían preferido que el turismo en el lugar fuera una actividad homosocial: La guía de Casablanca y su región El problema de la pobreza conduce así a una tercera interpretación del turismo de Bousbir. Enfrente de este emplazamiento se encontraba uno de los grandes suburbios de chabolas de Casablanca: Reproducido en muchas postales fig.

Miles y miles de casuchas de chabolas construidas con viejas lata y desechos. Caen a su lado: Otras llegaron en avión, mientras que once de ellas explicaron haber viajado en patera, teniendo que pagar entre y 1. Antes de recalar en Mallorca, muchas de las entrevistadas han pasado por otras ciudades españolas o europeas, ciudades en las que algunas ya se ven obligadas a prostituirse.

Otras empiezan en Palma. Las amenazas se hacen presentes si se niegan. No sabía qué era. Estuve dos semanas allí y no trabajaba [ Otra que vivía con su "jefa" se fue de su casa tras una pelea y narraba que ésta pagó a la mafia para que la mataran: Nos quitó la ropa y nos pegaron.

Nos echó picante en los ojos. Para meterles miedo, les cogen muestras de pelo y pertenencias suyas y se las guardan para poder hacer el ritual si no pagan o los enfadan. En este proceso de abandono de la prostitución pone su grano de arena el Casal Petit, con sus talleres y programas de atención enfocadas a estas mujeres. Su directora, Felicidad Martínez, reivindicó ayer la importancia de "acercarse a mirarla" para así poder ayudarlas.

Para ello, y para intentar que puedan olvidarse de esta actividad, las autoras del estudio proponen informarlas para que conozcan sus opciones así como promover su educación, formación y desarrollo para que tengan una salida; y apostar por políticas de sensibilización social.

En este sentido, señalaron que desde el Casas Petit las animan a denunciar pero que en este caso hay un problema: Conoce la previsión meteorológica de las principales ciudades de la Mallorca , de España , de Europa y del mundo. Si existen prostitutas es porque existen clientes que lo demandan. Si la prostitución no fuera un negocio rentable, hace tiempo que habría desaparecido. La prostitución, mueve millones de euros al año a escala mundial, sin excepciones. La prostitución, entendida como aquella actividad a la que se dedica quien mantiene relaciones sexuales con otras personas, a cambio de dinero, es dificil de cuantificar, precisamente por ser una realidad ocultada.

Revisando por internet me sorprendió encontrar el testimonio de un emigrante español en Dubai. En su blog comentaba lo siguiente: Visiones y declaraciones en definitiva, vertidas desde la óptica profesional de una mujer musulmana. Como en cualquier otra experiencia, a mi llegada a Marruecos, decidí que no podría elegir una mejor forma de integración en el país que la convivir en el seno de una familia marroquí, en el calor de un hogar desde el que poder afrontar las nuevas experiencias, conocer la cultura desde dentro y aprender a adentrarme en una realidad desconocida, no como mera observadora sino partícipe en el devenir diario de la sociedad.

Regresó a las 2 horas con sus flamantes lentillas de color que luciría en la fiesta de cumpleaños. Lo quería, era evidente, pero su paga semanal no alcanzaba para comprar aquel capricho. Se montó en el asiento de copiloto y se marchó. Después de 45 minutos de larga espera en el mismo lugar, me empecé a inquietar por la tardanza. Ahí fue cuando realmente me alarmé, por la inconsciencia de montar en el coche de un desconocido.

Uno de los ejemplos de este tipo de chicas, vino de la mano de una vecina próxima a mi vivienda. Sus ropas caras, su peluquería semanal y su coche descapotable, nada tenían que ver con el nivel de vida familiar. No hay una transacción económica directa por el servicio prestado, pero sí una cesión del cuerpo a cambio de cumplir con el deseo de alcanzar una vida de lujo. Algunas de ellas, terminan viéndose involucradas en la prostitución, de manera directa o indirecta, tal y como se refleja en el blogger Words For Change.

Recuerdo la primera vez que acudí a la Casa de España en Casablanca, un espacio visitado mayoritariamente por hombres marroquíes de clase alta y chicas jóvenes, también marroquíes.

Su objetivo era claro, había estudiado una carrera y no dudaba querer trabajar de ello, fuese como fuese.