Prostitutas a domicilio sevilla

Prostitutas en accion tipos de feminismo

Posted On October 2, 2012 at 10:12 pm by /

prostitutas en accion tipos de feminismo

La diferencia es un hecho; la igualdad, un derecho. La igualdad es un principio reconocido en el campo de los derechos humanos; la equidad es un matiz que invoca la equivalencia. Cookies are used by this site. For more information, visit the cookies page. Debate Feminista Volume 52 , October , Pages Author links open overlay panel Estela Serret. Under a Creative Commons license. Resumen El artículo expone los fundamentos teóricos y políticos de los llamados feminismos de la igualdad y de la diferencia, mostrando las razones histórico-conceptuales de su surgimiento y desarrollo.

Abstract The paper explains the theoretical and political foundations of equality feminisms and difference feminisms, giving the conceptual historical reasons for their emergence and development. Resumo O artigo apresenta as bases teóricas e políticas dos feminismos chamados da igualdade e a diferença, mostrando as razões históricas e conceituais do seu surgimento e desenvolvimento.

Somos mujeres y somos diversas. Somos las que reproducen la vida. El trabajo doméstico y de cuidados que hacemos las mujeres es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Que mayoritariamente sea gratuito o esté devaluado es una trampa en el desarrollo del capitalismo. Hoy, con la huelga de cuidados en la familia y la sociedad, damos visibilidad a un trabajo que nadie quiere reconocer, ya sea en la casa, mal pagado o como economía sumergida. Reivindicamos que el trabajo de cuidados sea reconocido como un bien social de primer orden, y exigimos la redistribución de este tipo de tareas.

Hoy reivindicamos una sociedad libre de opresiones, de explotación y violencias machistas. Llamamos a la rebeldía y a la lucha ante la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que nos quiere dóciles, sumisas y calladas.

No aceptamos estar sometidas a peores condiciones laborales, ni cobrar menos que los hombres por el mismo trabajo. Por eso, hoy también hacemos huelga laboral. Nosotras engrosamos las listas del paro.

Denunciamos que ser mujer sea la principal causa de pobreza y que se nos castigue por nuestra diversidad. La precariedad se agrava para muchas de nosotras por tener mayor edad, ser migrada y estar racializadas, por tener diversidad funcional o una imagen alejada de la normatividad.

Reivindicamos que nuestra situación laboral nos permita desarrollar un proyecto vital con dignidad y autonomía; y que el empleo se adapte a las necesidades de la vida: Exigimos también las pensiones que nos hemos ganado. Por eso, apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos. Apoyamos el trabajo de muchas compañeras que ponen en riesgo su vida por defender el territorio y sus cultivos. Nuestros cuerpos no son mercadería ni objeto, y por eso, también hacemos huelga de consumo.

Exigimos también la despatologización de nuestras vidas, nuestras emociones, nuestras circunstancias: Libre de valores heteropatriarcales desde los primeros tramos educativos, en los que las profesoras somos mayoría, hasta la universidad. Reivindicamos también nuestro derecho a una formación afectivo-sexual que nos enseñe en la diversidad, sin miedos, sin complejos, sin reducirnos a meros objetos y que no permita una sola agresión machista ni LGTBIfóbica en las aulas.

Prostitutas en accion tipos de feminismo -

De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! La boca del logo.

La igualdad es un principio reconocido en el campo de los derechos humanos; la equidad es un matiz que invoca la equivalencia. Cookies are used by this site. For more information, visit the cookies page. Debate Feminista Volume 52 , October , Pages Author links open overlay panel Estela Serret. Under a Creative Commons license.

El concepto se refiere a los movimientos de liberación de la mujer, que históricamente han ido adquiriendo diversas proyecciones. El feminismo propugna un cambio en las relaciones sociales que conduzca a la liberación de la mujer —y también del varón— a través de eliminar las jerarquías y desigualdades ente los sexos.

Se diferencia de los Estudios de la Mujer por su perspectiva estratégica. Aunque el feminismo no es homogéneo, ni constituye un cuerpo de ideas cerrado —ya que las mismas posturas políticas e ideológicas que abarcan toda la sociedad, se entrecruzan en sus distintas corrientes internas— podemos decir que éste es un movimiento político integral contra el sexismo ver Sexo y género en todos los terrenos jurídico, ideológico y socioeconómico , que expresa la lucha de las mujeres contra cualquier forma de discriminación.

Algunas autoras ubican los inicios del feminismo a fines del s. Otras rescatan como parte de la lucha feminista a las predicadoras y brujas ver Brujas , pero es recién a mediados del s. XIX cuando comienza una lucha organizada y colectiva.

Es a partir del sufragismo cuando reivindican su autonomía. La lucha de la mujer comienza a tener finalidades precisas a partir de la Revolución Francesa, ligada a la ideología igualitaria y racionalista del Iluminismo, y a las nuevas condiciones de trabajo surgidas a partir de la Revolución Industrial. La Revolución Francesa no cumplió con sus demandas, y ellas aprendieron que debían luchar en forma autónoma para conquistar sus reivindicaciones. Aunque en general sus líderes fueron mujeres de la burguesía, también participaron muchas de la clase obrera.

En el primero, las sufragistas participaron en las sociedades antiesclavistas de los estados norteños. En , convocada por Elizabeth Cady Stanton, se realizó en una iglesia de Séneca Falls el primer congreso para reclamar los derechos civiles de las mujeres. Acabada la guerra civil, se concedió el voto a los negros pero no a las mujeres, lo que provocó una etapa de duras luchas. En , la enmienda 19 de la Constitución reconoció el derecho al voto sin discriminación de sexo.

En Gran Bretaña las peticiones de las sufragistas provocan desde el s. XIX algunos debates parlamentarios. Declarada ilegal en , sus integrantes fueron perseguidas y encarceladas.

La primera guerra mundial produjo un vuelco de la situación: En América Latina el sufragismo no tuvo la misma relevancia que en los EE. Tampoco las agrupaciones de mujeres socialistas lograron un eco suficiente. En la Argentina, desde sus comienzos, las luchas de las mujeres por sus derechos se dividieron en una corriente burguesa y otra de tendencia clasista y sufragista.

Desde surgieron diversos centros y ligas feministas. En se crea el Partido Feminista dirigido por Julieta Lanteri, que se presentó varias veces a elecciones nacionales. Pero las mujeres adquirieron un rol relevante en la escena política argentina recién con la figura de María Eva Duarte de Perón, quien promovió en la ley de derechos políticos de la mujer. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, las mujeres consiguieron el derecho al voto en casi todos los países europeos, pero paralelamente se produjo un reflujo de las luchas feministas.

En una etapa de transición se rescata como precursora a Emma Goldmann, quien ya en había publicado Anarquismo y otros ensayos, donde relacionaba la lucha feminista con la de la clase obrera e incluso hacía aportes sobre la sexualidad femenina. Manifiesta que no puede darse un cambio social en las estructuras económicas, si no se produce a la vez una transformación de las relaciones entre los sexos v.

XIX —en general conquistadas en el s. La prostitución es una institución social en la que intervienen distintos agentes: Ese enfoque se reproduce invisibilizando al resto de actores que intervienen, y por eso, desde este curso, nos proponemos complejizar y trabajar la mirada poniendo el foco especialmente en el papel de los hombres frente a la explotación sexual.

Enmarcadas dentro de una realidad impregnada de sumisión, violencia y represión estatal, las artistas latinoamericanas que vamos a estudiar a lo largo de este curso, dueñas de su propio cuerpo, han fabricado una contrapartida desde el mismo, a través del cual denuncian las distintas formas de violencia.

Coordinado por Irene ballester Buigues. El debate sobre la prostitución, sobre qué hacer con ella, sobre si regularla, prohibirla, dejarla en la alegalidad, combatir la trata pero proteger a las mujeres que la ejercen de manera voluntaria, sobre si puede o no ser voluntaria Si bien en los años sesenta y setenta el movimiento feminista era claramente abolicionista, con el tiempo se formaron dos lados que parecen irreconciliables.

Sin embargo las cifras muestran la prevalencia de este crimen contra la humanidad y que las herramientas utilizadas son insuficientes para detectar y atender adecuadamente a las víctimas, mayoritariamente mujeres y niñas sometidas a explotación sexual. Desde que nació la palabra, en la segunda mitad del siglo XX, ha evolucionado hasta convertirse en un concepto y una categoría.

prostitutas en accion tipos de feminismo