Prostitutas haciendo la calle

Prostitutas ferrol mapa prostitutas

Posted On October 2, 2012 at 10:12 pm by /

prostitutas ferrol mapa prostitutas

Presiones económicas y "amenazas o agresiones" dificultan que las chicas contacten con las autoridades. A mayores se suma el vacío legal: El desconcierto aumenta en los escasos barrios gallegos con incidencia de la prostitución callejera. Un informe del Cuerpo de la Policía Nacional destaca que esa tipología solo tiene presencia en Pontevedra, "en inmediaciones de la avenida Reina Victoria y en el llamado Nudo de El Pino".

Desde hace 15 años se concentran allí las prostitutas, abandonando su viejo enclave portuario de Moureira: Los vecinos de O Pino se enfrentan a "situaciones de insalubridad, mujeres que se ofrecen a adolescentes, inseguridad ciudadana debido a la presencia de chulos y camellos". Pasan los camiones raudos por los suburbios y polígonos de las afueras, levantando polvaredas ante prostitutas expectantes. Pero ante los tacones y las minifaldas se detienen preferentemente los coches de alta gama.

Los vecinos inciden especialmente en ese perfil de cliente callejero: También sorprende la juventud de la clientela. Informes del Cuerpo Nacional de Policía, remitidos a la Fiscalía Superior de Galicia, revelan que "se abandona la antigua concepción de prostitución en ambiente marginal y pobreza, hay una permisividad de la actividad que provoca un rejuvenecimiento de la clientela". Y en este barrio pontevedrés certifican que "hay muchos clientes y muy jóvenes".

Su propietario, que asegura estar de alquiler, indica que ayer "sólo vendí tres cervezas. Hoy, en toda la mañana no he despachado nada". Al verla se marcharon por una puerta que accedía a unas escaleras.

En este barrio ejercen la prostitución "unas veinte mujeres". Suelen contar con unos "35 años en adelante, aunque la mayor tiene 60". Viven "en una situación que podíamos llamar marginal o de muchas carencias, y poseen un nivel cultural bajo, por lo que es casi imposible su inserción laboral", indica este documento.

Es decir, unos euros al mes", pero esto no es suficiente, por lo que "acuden a estos lugares unas horas al día. Enrique Casas, oriundo de Ferrol, camarero en Suiza y desde hace 32 años dueño del bar Trébol, indica que "antes se trabajaba mucho".

Casas, sin embargo, dice que "empezó a descender cuando surgió lo del sida, porque mucha gente tenía miedo, y porque no hay dinero tampoco". En el Trébol, sin embargo, actualmente suelen estar "cuatro, que vienen por la mañana y por la tarde, porque por la noche ya no se trabaja nada".

Atienden a una media de "dos personas al día, aunque hay muchas jornadas de "ninguna". Algunos profesionales del sector inmobiliario señalan que se hicieron ofertas a los dueños de estos locales de O Pombal para rehabilitar los edificios en los que se alojan y revalorizar el barrio.

Estoy deseando que lo hagan", comentan. Enrique Casas explicó ayer a este diario que estos locales del barrio de O Pombal no se destacan por tener clientes nuevos.

prostitutas ferrol mapa prostitutas

Prostitutas ferrol mapa prostitutas -

Informes del Cuerpo Nacional prostitutas skype prostitutas la linea de la concepcion Policía, remitidos a la Fiscalía Superior de Galicia, revelan que "se abandona la antigua concepción de prostitución en ambiente marginal y pobreza, hay una permisividad de la actividad que provoca un rejuvenecimiento de la clientela". En el caso de las rumanas, se ha constatado que no trabajan en pisos, sino que lo hacen en los clubes de alterne redtube prostitutas prostitutas putas la comarca. Presiones económicas y "amenazas o agresiones" dificultan que las chicas contacten con las autoridades.

Su propietario, que asegura estar de alquiler, indica que ayer "sólo vendí tres cervezas. Hoy, en toda la mañana no he despachado nada". Al verla se marcharon por una puerta que accedía a unas escaleras. En este barrio ejercen la prostitución "unas veinte mujeres". Suelen contar con unos "35 años en adelante, aunque la mayor tiene 60". Viven "en una situación que podíamos llamar marginal o de muchas carencias, y poseen un nivel cultural bajo, por lo que es casi imposible su inserción laboral", indica este documento.

Es decir, unos euros al mes", pero esto no es suficiente, por lo que "acuden a estos lugares unas horas al día. Enrique Casas, oriundo de Ferrol, camarero en Suiza y desde hace 32 años dueño del bar Trébol, indica que "antes se trabajaba mucho". Casas, sin embargo, dice que "empezó a descender cuando surgió lo del sida, porque mucha gente tenía miedo, y porque no hay dinero tampoco".

En el Trébol, sin embargo, actualmente suelen estar "cuatro, que vienen por la mañana y por la tarde, porque por la noche ya no se trabaja nada".

Atienden a una media de "dos personas al día, aunque hay muchas jornadas de "ninguna". Algunos profesionales del sector inmobiliario señalan que se hicieron ofertas a los dueños de estos locales de O Pombal para rehabilitar los edificios en los que se alojan y revalorizar el barrio.

Estoy deseando que lo hagan", comentan. Enrique Casas explicó ayer a este diario que estos locales del barrio de O Pombal no se destacan por tener clientes nuevos. Un informe del Cuerpo de la Policía Nacional destaca que esa tipología solo tiene presencia en Pontevedra, "en inmediaciones de la avenida Reina Victoria y en el llamado Nudo de El Pino".

Desde hace 15 años se concentran allí las prostitutas, abandonando su viejo enclave portuario de Moureira: Los vecinos de O Pino se enfrentan a "situaciones de insalubridad, mujeres que se ofrecen a adolescentes, inseguridad ciudadana debido a la presencia de chulos y camellos". Pasan los camiones raudos por los suburbios y polígonos de las afueras, levantando polvaredas ante prostitutas expectantes.

Pero ante los tacones y las minifaldas se detienen preferentemente los coches de alta gama. Los vecinos inciden especialmente en ese perfil de cliente callejero: También sorprende la juventud de la clientela.

Informes del Cuerpo Nacional de Policía, remitidos a la Fiscalía Superior de Galicia, revelan que "se abandona la antigua concepción de prostitución en ambiente marginal y pobreza, hay una permisividad de la actividad que provoca un rejuvenecimiento de la clientela".

Y en este barrio pontevedrés certifican que "hay muchos clientes y muy jóvenes". En Salcedo-Norte se estremecen al observar los recientes problemas desatados en las calles de Barcelona. Menos presencia tienen las lujosas saunas de masajes, aunque crecen los pisos anunciados en las secciones de contactos e Internet.

Incluso las obras en la ciudad olívica han condicionado a las mujeres de la noche.

En Salcedo-Norte se estremecen al observar los recientes problemas desatados en las calles de Barcelona. Se trata de la espontaneadauna figura exclusiva del ordenamiento jurídico gallego, que estuvo en vigor en la segunda mitad del siglo XVIII. Todos los derechos reservados. Algunas 'trabajan' ahora en la calle Hace unos dos meses cerró uno de los locales de este tipo que había en O Pombal. Facebook 0 Twitter 0 WhatsApp 0 Comentarios 0.