Putas cadiz capital

Prostitutas inmigrantes nacionalidad de prostitutas en españa

Posted On October 2, 2012 at 10:12 pm by /

prostitutas inmigrantes nacionalidad de prostitutas en españa

En cuanto a la actitud que mantienen los encuestados hacia quienes pagan por sexo, las mujeres eligen como primera opción la tolerancia, pero la segunda es el desprecio y la tercera la desconfianza. En cambio, los hombres encuestados ven con tolerancia y con normalidad el hecho de que haya quien pague por sexo Barahona, También en el año Meneses Falcón analiza en el artículo "Factores motivacionales en una muestra de hombres españoles que pagan por servicios sexuales" los motivos que tienen los hombres para pagar sexo a partir de la realización de entrevistas.

De las catorce razones para pagar por sexo las tres con las que los clientes estaban en mayor acuerdo fueron poder elegir a distintas mujeres El segundo factor, "necesidad", estaba compuesto de dos variables: El tercer factor, "distracción", lo componían aquellos motivos que se relacionaban con entretenerse, poder elegir distintas personas y tener menos problemas.

El cuarto factor, "riesgo", formado por motivos relacionados con el arriesgarse, consumir cocaína y curiosidad. En , Díez Gutiérrez publicó el artículo "El papel de los hombres en la prostitución Para él, los hombres han experimentado una pérdida de poder y de masculinidad tradicional, y no consiguen crear relaciones de reciprocidad y respeto con las mujeres con quienes se relacionan, buscando la compañía de las prostitutas para experimentar una sensación de dominio y control total Díez, En este trabajo se elabora una tipología de clientes desde la perspectiva de las prostitutas.

Se trata de una investigación llevada a cabo con trabajadoras sexuales brasileñas y colombianas que trabajan en pisos de contactos en las ciudades gallegas de Lugo, A Coruña y Santiago de Compostela. Gómez y Pérez publicaron en el año el libro Prostitución: En este trabajo se realizaron 17 entrevistas a clientes, cinco entrevistas a grupos de discusión a colectivos masculinizados, 5 seis entrevistas a mujeres en prostitución, dos entrevistas a transexuales en prostitución, tres a dueños y gerentes de clubes de alterne, una a un trabajador de un club y tres a técnicos de servicios sociales que trabajan en este tema Gómez y Pérez, Posteriormente, estas autoras amplían esa investigación durante el periodo a todo el territorio español, gracias al apoyo del Instituto de la Mujer del Gobierno de España, publicando sus resultados en el libro El putero español: Para analizar las narraciones obtenidas y producidas por los hombres consumidores de prostitución optan por aplicar el marco teórico del frame analysis Gerhards, ; Goffman, con el fin de estructurar coherentemente sus relatos y clasificarlos en categorías para mejorar el manejo y comprensión de las mismas.

Esta investigación ha identificado cuatro tipologías o tipos ideales de cliente. El primero, el cliente "misógino", caracterizado por su odio a la mujer, que afirma que la mujer desea ser sometida. Dentro de este grupo se identifica una subcategoría, asociada a hombres cultos y con conciencia política y que buscan cierta especialización y calidad en el objeto comprado: El tercer tipo, el cliente "amigo", que muestra empatía con las situaciones que sufren las mujeres que ejercen la prostitución pero no deja por ello de consumir.

Tal y como se desprende de las diferentes investigaciones que hemos analizado, el consumo de sexo de pago por parte de los varones se deriva de una forma concreta de entender el "ser hombre".

Así, si en el pasado los valores tradicionales del varón eran la paternidad responsable y el rol de protector y proveedor de la familia, hoy en día la virilidad se construye a través de una "compulsiva vida sexual" que se presume delante del grupo de pares masculinos. Para entender mejor estos cambios del rol masculino en la sociedad actual, en el siguiente epígrafe realizamos un recorrido por las diferentes teorías de la masculinidad.

El género es uno de los portadores de los mecanismos centrales mediante los cuales el poder y los recursos son distribuidos en una sociedad, siendo a través de ellos cómo los individuos modelan los significados de sus vidas. Los estudios de género analizan las relaciones asimétricas de poder y oportunidad que cada individuo tiene en la sociedad en función de su cuerpo sexual Ortner, Se entiende por "género" la construcción sociocultural e histórica que cada sociedad realiza sobre uno y otro sexo.

De acuerdo con Joan Scott , el "género" es una categoría social impuesta a un cuerpo sexuado: Existen diferentes teorías para comprender la construcción de las identidades masculinas. En primer lugar, las teorías sociobiologicistas y psicobiologicistas que ya han sido muy cuestionadas en estudios recientes por diferentes científicos sociales, como Giddens , Minello y Connell En segundo lugar, las teorías funcionalistas, que han fungido como legitimadoras de los órdenes sociosexuales hegemónicos en las sociedades occidentales.

En tercer lugar, las teorías constructivistas, que inicialmente recogen los planteamientos estructuralistas no ortodoxos como los desarrollados por Godelier , Bourdieu o Connell Y, en cuarto lugar, las teorías queer. Las teorías sociobiologistas y psicobiologistas se desarrollan dentro del feminismo cultural -de Carol Gilligan y Adrianne Rich , entre otras- y del feminismo de la diferencia.

Por su parte, la psicóloga Nancy Chodorow afirma que solo a través de la separación de la madre, el individuo consigue formar su identidad de género masculina. Esta autora, seguidora de la línea freudiana, afirma que el camino masculino configura un desvío y un camino hecho de inseguridad, pues los orígenes de la autoidentidad masculina se constituyen con un profundo sentimiento de pérdida por parte de quien fue adulto amado y en quien confiaba: Desde la visión funcionalista, el "papel social" se define como un modelo de desempeño relacionado a una posición social que garantiza la integración y la armonía social.

La principal figura, Talcott Parsons , considera que para el buen funcionamiento del grupo familiar tiene que darse una distribución de los papeles sociales del padre y de la madre.

Como reacción a las teorías sociobiologicistas y psicobiologicistas y funcionalistas, en la década de surge el constructivismo, siendo el resultado de algunas investigaciones históricas, antropológicas y sociológicas sobre la masculinidad.

Desde esta perspectiva, el género es socialmente construido y no biológicamente determinado. Desde la escuela de la Cultura y Personalidad, Margaret Mead afirmaba que el género es una construcción social y no el resultante de una base biológica, siendo la cultura la causa decisiva de las variaciones de las identidades del género.

En esta teoría, las relaciones de poder ocupan un lugar central en la explicación de la sociedad, de las identidades y de las formas de relación de los hombres con los otros hombres y con las mujeres. Poder y dominación masculina entre los Baruya de Nueva Guinea Godelier, En este texto, Godelier subraya que lo que define al género es la acción simbólica colectiva.

Mediante el proceso de constitución del orden simbólico en una sociedad se fabrican las ideas de lo que deben ser los hombres y las mujeres, y esta simbolización de la diferencia sexual, se produce un imaginario con una eficacia política contundente: Otro autor, Nelson Minello, destaca las ventajas de abordar la masculinidad como parte de las relaciones de género, pues permiten comprender tanto los planos individuales como el social: Bourdieu percibe la "dominación masculina" como un orden social que no necesita justificación, pues resulta la visión hegemónica expresada en los discursos dominantes.

Para este autor, la "dominación masculina" comporta una dimensión simbólica, donde el dominador -el hombre- debe conseguir obtener del dominado -la mujer-, una forma de adhesión que no se basa en una decisión consciente, y sí en una sumisión inmediata y prereflexiva de los cuerpos socializados.

Bourdieu estima que la "dominación simbólica masculina" consiste en el uso de la "autoridad moral" del poderoso para conseguir que sus subordinados acepten la visión de la realidad propia del dominante Bourdieu, El grupo dominante, para mantener su posición, construye y difunde una ideología que es aceptada por el grupo dominado, de forma que éste acaba interiorizando y aceptando su subordinación.

La sombra de la homosexualidad y de la homofobia también determina que los hombres no tengan verdaderos amigos íntimos y que procuren siempre mantener una distancia emocional considerada segura Gilmore, Por todo esto, la exaltación de la virilidad es la mejor forma de "exorcizar" el fantasma de la homofobia Gómez y Pérez, Por su parte, Connell plantea que la masculinidad es una dimensión del orden de género que remite a una estructura de relaciones sociales.

Así, de acuerdo con Connell, la estructura de género tiene cuatro dimensiones en las cuales se inserta la masculinidad: Este autor enfatiza el género como una estructura amplia, que envuelve razas, clases, etnias, orientaciones sexuales, religión y nacionalidad, y no percibe una dimensión internacional.

Connell parte de la existencia de masculinidades hegemónicas y subordinadas algunas segregadas y estigmatizadas. Las teorías feministas postmodernas, teorías queer, con Beatriz Preciado y Judith Butler como referentes principales, construyen un movimiento antinormativo que no persigue la integración, ni el reconocimiento de derechos civiles para lesbianas y gays , y que surge como reacción al boom de la identidad que se dio en Estados Unidos en los años ochenta.

Las identidades de género las presenta como un proyecto flexible y siempre abierto a la creatividad personal Preciado, A continuación, en el siguiente epígrafe, pasamos a comparar las tipologías de clientes de prostitución que se incluían en algunos de los anteriormente comentados trabajos de investigación que se llevaron a cabo en España y en otros países, y relacionamos las motivaciones de dichos clientes con las teorías de la masculinidad.

Tipologías de clientes de prostitución. En algunas de ellas se estudia al consumidor de sexo de pago indirectamente. Este es el caso del trabajo de Barahona, donde se analiza la prostitución a través de las opiniones plasmadas en una encuesta que se realiza a hombres y mujeres consuman, o no sexo de pago Barahona, , o también de la investigación de López Riopedre, donde se caracteriza al cliente de prostitución a través de las opiniones que las prostitutas tienen de sus clientes López Riopedre, Nuestra selección se basa en que, en estos trabajos se establece una tipología de clientes de sexo de pago a partir de entrevistas a los propios clientes en las que desvelan los motivos que tienen para demandar servicios de sexo de pago.

Una de las investigaciones extranjeras se realizó en Suecia Manson, y la otra en Francia Legardinier y Bouamama, Todos estos trabajos se llevaron a cabo entre los años y De hecho, podemos encontrar en todas ellas dos grupos de clientes. Tal y como veíamos anteriormente, la dominación es la clave de la masculinidad para los autores de las teorías constructivistas Godelier, ; Bourdieu, ; Connell, y de las teorías queer Butler, , por lo que podemos afirmar que los clientes que buscan en la prostitución satisfacer su necesidad de dominación estarían, pues, reforzando su masculinidad.

En algunas investigaciones se identifica dentro de este grupo otros subgrupos: La sociabilidad es otro de los rasgos de la masculinidad que destacan la mayoría de los autores de las teorías de la masculinidad, ya que ésta se manifiesta delante del grupo de pares masculinos. Así, para los varones de este segundo grupo, la prostitución refuerza su masculinidad a través del papel de socialización que desempeña la prostitución. En tres de las seis investigaciones Manson, ; López Baringo, ; Gómez y Pérez, se identifica dentro de este grupo un subgrupo, los jóvenes, quienes utilizan la lógica consumista en sus narraciones discursivas.

Otro subgrupo es el del cliente "crítico", que se vio coaccionado por el grupo de pares a consumir sexo de pago, pero que a posteriori se siente arrepentido de su acción Gómez y Pérez, y Si en el pasado el rol del hombre era el de protector y proveedor de la familia, actualmente la virilidad se construye a través de una "compulsiva vida sexual".

En la investigación de Legardinier y Bouamama se recoge en el discurso de los clientes de prostitución su lamento por la pérdida de los valores tradicionales donde ellos dominaban y la mujer se sometía dócilmente. La prostitución como elemento de socialización emerge en el estudio de los clientes de Japón realizado por Allison , de los clientes de Brasil elaborado por Pasini , y de los españoles efectuado por López y Baringo Para finalizar, la necesidad de aumentar la frecuencia o la variedad de las relaciones sexuales aparecen en el estudio de los clientes de Inglaterra realizado por Farley et al.

Contrariamente a lo esperado, la prostitución ha adquirido una relevancia insospechada e impredecible en el contexto de liberalización sexual que hacía pensar en su paulatina desaparición. Los individuos analizados desplegaron su perspectiva emic particular sobre estas razones, causas e impresiones en torno al consumo de sexo de pago, pero es desde la perspectiva "etic" desde donde se pueden interpretar en su total dimensión. A partir de la perspectiva teórica empleada del frame analysis y de las significaciones sociológicas, se ha podido llegar a comprender esta realidad social.

La identidad masculina dominante se centra en un falocentrismo narcisista que desplaza al modelo tradicional padre-protector-proveedor y se construye en relación a los "otros" varones, siendo en los espacios prostitutivos donde se ampara, reproduce y legitima este tipo de identidad masculina. Los elementos en los que se apuntala esta dimensión son: Estos elementos originan un impecable código compartido por los sujetos virilizados: En este contexto, la prostitución resulta un síntoma de una forma de vivir la sexualidad misógina, violenta y cruel que, en el contexto europeo, se ha abordado de diferentes maneras: El feminismo y la subversión de la identidad , Editorial Paidós, Barcelona.

Global Survey , disponible en www. Concepciones culturales de la masculinidad. Consumo de prostitución en España: En España, la prostitución es una actividad "alegal", no se persigue ni se promueve. Desde el año reforma del artículo Esto propició la necesidad de un contingente de población eminentemente femenina, que garantizara esta actividad en los burdeles. Desde entonces, la cara de la mujer prostituida pasó a ser la de una mujer que se encuentra en situación de necesidad: De los mil cuestionarios fueron respondidos 13 mil uno de cada once y se realizó un tratamiento estadístico de unos seis mil, muestra final que fue seleccionada por un Comité Científico de Control que se basó en la diversidad y heterogeneidad.

Las motivaciones que ellos argumentan en sus "narrativas del yo" para ser consumidores, oscilan desde la vivencia de limitaciones, ansiedades, carencias, dificultades, miedos, etc. Estos postulados han sido muy cuestionados desde las teorías queer encabezadas por Judith Butler o desde la biología por investigadoras como Anne FaustoExterling Licenciada en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid.

Profesora de Sociología en la Universidad de Vigo. Nuevas miradas sobre el género, la sexualidad y la etnicidad. Andavira, España, coord. México y otras realidades II, Andavira, España, Entonces se pone en marcha un círculo perverso: De esta forma, todas las partes ganan, salvo las mujeres. Pero las organizaciones de Rumanía aprendieron de sus hermanos mayores y perfeccionaron su forma de trabajar. Aunque emplean la violencia con las chicas, nunca les quitan la vida.

Su modus operandi es el siguiente. Junto a varios de sus lugartenientes y a las dos jefas que introduce en el grupo para vigilarlas, el proxeneta hace caja con lo generado esa noche por cada una de las mujeres. Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Es su forma de adoctrinarlas y atemorizarlas. Tiene otras formas de generar dinero con las mujeres: En el caso de las bodas forzadas, las redes de trata con origen en Rumanía casan a las chicas con ciudadanos extranjeros fuera del espacio Schengen que quieren obtener la Tarjeta de Residencia de Familiares de Comunitarios.

Normalmente, los casamientos se producen con hombres de origen subsahariano, a los que les cobran en torno a Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer de forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa.

Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España. Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos.

Por otro lado, las mafias rumanas han conducido el negocio de la prostitución desde los clubes de alterne hasta pisos particulares. En ellos, encierran a una o varias chicas y las prostituyen.

Suelen tener entre 14 y 20 años. A la rumana María nombre ficticio la trajeron a España siendo menor de edad. Su padre había muerto poco tiempo antes. Su madre, incapaz de mantenerla por sí sola, la entregó a una mafia a cambio de 5.

Aunque su hija pensó que trabajaría en tareas agrícolas y del hogar, la realidad que le esperaba era bien distinta. Cuatro miembros de un clan de su país comenzaron a prostituirla en un bar de un pueblo de 2. A su llegada a España la organización mafiosa instaló a María en una vivienda en la que una mujer la controlaba las 24 horas del día.

Sólo salía para complacer los deseos sexuales de sus clientes. Si se negaba, le daban una paliza y la drogaban. A su vez, uno de los miembros de ese clan, con el que la casaron a la fuerza, la violaba cuando quería.

Grupo de prostitutas en las calles de Madrid. Tras la enésima agresión, decidió denunciar. Poco antes, a punto estuvo de pasar a manos de otros mafiosos rumanos a cambio de 2. Sin embargo, su venta se frustró por discrepancias en el precio.

Hoy María trata de rehacer su vida con la ayuda de una ONG. Algunas realizan hasta 40 trabajos por jornada. Una vez entran, les es muy complicado salir de un piso como estos. Esta ONG tiene ubicadas las ciudades de origen de las chicas que ayuda a reintroducirse en la sociedad. Son en torno a una veintena. Aunque el método tradicional de las mafias para captar a jóvenes que después acaban siendo prostituidas es a través de contratos falsos de trabajo, la Policía Nacional y la Fiscalía Especial de Extranjería han detectado un nuevo método de atracción: Se trata de usar a chicos para seducir y enamorar a jóvenes de forma engañosa con el fin de persuadirlas para que viajen a España con ellos.

Una vez aquí, las mafias se hacen cargo de ellas para explotarlas sexualmente. Durante , la Fiscalía Especial de Extranjería atendió casos de mujeres rumanas explotadas sexualmente. Tres de ellas eran menores. El año pasado se registraron 24 sentencias condenatorias por trata de seres humanos a manos de las mafias de este país del este de Europa.

De esta forma, se metía entre rejas definitivamente al considerado mayor capo de la prostitución rumana en Europa. Ioan Clamparu, alias Cabeza de Cerdo, era el mayor proxeneta de Europa.

Prostitutas inmigrantes nacionalidad de prostitutas en españa -

Desde prostitutas baratas multa clientes prostitutas, la cara de la mujer prostituida pasó a ser la de una mujer que se encuentra en situación de necesidad: Para este autor, la "dominación masculina" comporta una dimensión simbólica, donde el dominador -el hombre- debe conseguir obtener del dominado -la mujer- una forma de adhesión que no se basa en una decisión consciente, y sí en una sumisión inmediata y prereflexiva de los cuerpos socializados. Este porcentaje se desequilibra a medida que disminuimos en edad, es decir, hasta los 25 años la satisfacción es mayor en los hombres que en las mujeres y a partir de los 34 años son las mujeres las que muestran una mayor satisfacción sexual. Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos. Su madre, incapaz de mantenerla por sí sola, la entregó a una mafia a cambio de 5. Los servicios sociales también la atendieron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años. El cuarto, formado por varones que tenían crisis de pareja y buscaban en el pago de servicios sexuales cierta venganza en lugar de afrontar sus problemas de pareja. Mediante el proceso de constitución del orden simbólico en una sociedad se fabrican las ideas de lo que deben ser los hombres y las mujeres, y esta simbolización de la diferencia sexual, se produce un imaginario con una eficacia política contundente: Otra destacada investigación en la que se realiza una tipología de los clientes de prostitución es la prostitutas japonesas desnudas prostitutas igualada en Francia por el Mouvement du Nidasociación creada en por Germanne Campion, prostituta activista y de ideología abolicionista. Respecto a la visión que se tiene de la prostitución, 15 por ciento de las mujeres encuestadas lo ven como una manifestación de violencia de género frente a siete por ciento de los hombres. Los propios cuerpos de Seguridad del Estado nos lo han confirmado.

La Guardia Civil sólo ha podido verificar estimaciones parciales de cuanto supone este negocio. Así, la principal operación llevada a cabo durante el año se efectuó en la provincia de Almería.

Varios años de investigación dieron como resultado la desarticulación de una red que controlaba cuatro de los principales locales de dicha provincia. Fue la denominada Operación Turquesa, que dio lugar a 11 detenciones. La documentación obtenida por la Guardia Civil permitió hacer una estimación del negocio que movían estos cuatro clubes: Otra operación desarrollada en Lugo, denominada Tarta Nupcial, con ocho detenidos, permitió descubrir una red que organizaba matrimonios entre extranjeras y nacionales, para darle así una apariencia de total legalidad a las mujeres, una nueva modalidad que no había sido detectada en anteriores investigaciones.

Las diferentes investigaciones ponen de manifiesto la actuación de determinados despachos de abogados en diferentes puntos de España que facilitan la documentación necesaria para que las inmigrantes puedan entrar legalmente en España y residir con visados de turista durante al menos tres meses. Se han detectado muy pocos casos de explotación de menores 8. Cierran los pequeños clubes mientras que aumentan los grandes, asentados muchos de ellos sobre antiguos hoteles u hostales de carreteras que han sido reformados para esta nueva actividad.

Pero también empiezan a destacar los locales de nuevo cuño, instalaciones de reciente construcción que necesitan inversiones multimillonarias.

No se contempla en este informe el País Vasco, que es territorio de la Ertzaintza, y las provincias de Girona y Lleida, competencia de los Mossos de Escuadra. Tampoco figuran las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: A principios de septiembre se detuvo a nueve miembros de una organización que prostituía en Ibiza a 10 rumanas, una de ellas embarazada.

Entonces se pone en marcha un círculo perverso: De esta forma, todas las partes ganan, salvo las mujeres. Pero las organizaciones de Rumanía aprendieron de sus hermanos mayores y perfeccionaron su forma de trabajar.

Aunque emplean la violencia con las chicas, nunca les quitan la vida. Su modus operandi es el siguiente. Junto a varios de sus lugartenientes y a las dos jefas que introduce en el grupo para vigilarlas, el proxeneta hace caja con lo generado esa noche por cada una de las mujeres.

Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Es su forma de adoctrinarlas y atemorizarlas. Tiene otras formas de generar dinero con las mujeres: En el caso de las bodas forzadas, las redes de trata con origen en Rumanía casan a las chicas con ciudadanos extranjeros fuera del espacio Schengen que quieren obtener la Tarjeta de Residencia de Familiares de Comunitarios.

Normalmente, los casamientos se producen con hombres de origen subsahariano, a los que les cobran en torno a Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer de forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa. Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España.

Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos. Por otro lado, las mafias rumanas han conducido el negocio de la prostitución desde los clubes de alterne hasta pisos particulares. En ellos, encierran a una o varias chicas y las prostituyen. Suelen tener entre 14 y 20 años. A la rumana María nombre ficticio la trajeron a España siendo menor de edad.

Su padre había muerto poco tiempo antes. Su madre, incapaz de mantenerla por sí sola, la entregó a una mafia a cambio de 5. Aunque su hija pensó que trabajaría en tareas agrícolas y del hogar, la realidad que le esperaba era bien distinta. Cuatro miembros de un clan de su país comenzaron a prostituirla en un bar de un pueblo de 2. A su llegada a España la organización mafiosa instaló a María en una vivienda en la que una mujer la controlaba las 24 horas del día.

Sólo salía para complacer los deseos sexuales de sus clientes. Si se negaba, le daban una paliza y la drogaban. A su vez, uno de los miembros de ese clan, con el que la casaron a la fuerza, la violaba cuando quería. Grupo de prostitutas en las calles de Madrid. Tras la enésima agresión, decidió denunciar. Poco antes, a punto estuvo de pasar a manos de otros mafiosos rumanos a cambio de 2.

Sin embargo, su venta se frustró por discrepancias en el precio. Hoy María trata de rehacer su vida con la ayuda de una ONG. Algunas realizan hasta 40 trabajos por jornada. Una vez entran, les es muy complicado salir de un piso como estos.

Esta ONG tiene ubicadas las ciudades de origen de las chicas que ayuda a reintroducirse en la sociedad. Son en torno a una veintena. Aunque el método tradicional de las mafias para captar a jóvenes que después acaban siendo prostituidas es a través de contratos falsos de trabajo, la Policía Nacional y la Fiscalía Especial de Extranjería han detectado un nuevo método de atracción: Se trata de usar a chicos para seducir y enamorar a jóvenes de forma engañosa con el fin de persuadirlas para que viajen a España con ellos.

Una vez aquí, las mafias se hacen cargo de ellas para explotarlas sexualmente. Durante , la Fiscalía Especial de Extranjería atendió casos de mujeres rumanas explotadas sexualmente.

Tres de ellas eran menores. El año pasado se registraron 24 sentencias condenatorias por trata de seres humanos a manos de las mafias de este país del este de Europa.